La logística crece, evoluciona y a las mujeres les gusta cada vez más

La logística crece, evoluciona y a las mujeres les gusta cada vez más

¿Quién dijo que la logística es un mundo de hombres, solo porque está hecho de camiones y carretillas elevadoras? Si bien es cierto, en realidad, que se trata de un área que a menudo se asocia con trabajos típicamente masculinos, es aún más cierto que esta asociación hoy en día es más anacrónica que nunca. Y esto lo demuestran cada día todas las mujeres que llevan a cabo la misión de Arcese con pasión y competencia, cada una en su propio campo y función: directora de ventas, operaciones, TI y procesos, son solo algunas de las áreas en las que las mujeres trabajan dentro de nuestra empresa.

Nuestras soluciones de negocios se basan en intercambios comerciales, conexiones internacionales, pero, sobre todo, en el entusiasmo y la pasión de todas las personas colaboradoras. En todos los países y en todos los campos en los que operamos, son nuestros empleados los que marcan la diferencia: desde la gerencia hasta la administración, desde manejar una carretilla hasta la conducción de un camión, desde la planificación de un proceso o el desarrollo de software hasta la preparación de un envío.

Por ello, una de las piedras angulares del Código Ético de Arcese es precisamente garantizar la igualdad de oportunidades para todas las personas: Arcese contrata a su personal exclusivamente sobre la base de sus habilidades y su profesionalidad. Y es en este contexto, donde las mujeres de Arcese pueden desempeñar papeles típicamente masculinos, de responsabilidad y otras áreas; de hecho: es gracias a la sinergia entre los puntos fuertes masculinos y femeninos que nuestro equipo es capaz de sobresalir constantemente al hacer de la diversidad un valor añadido. Pero eso no es todo: cada vez más mujeres entran y se incorporan a este sector gracias también a un cambio en las competencias requeridas, que son cada vez más transversales.

He aquí algunas historias de mujeres de Arcese que con su compromiso y determinación nos muestran cada día que: ¡sí, todas y cada una de las mujeres pueden!

Andreea Malureanu

Pick & Pack Supervisor

Para una apasionada de la moda, poder descubrir el «entre bastidores» de las marcas de lujo que luego encontramos en el escaparate es una oportunidad única: al fin y al cabo, ¿a qué mujer no le gustaría trabajar todos los días en contacto con la moda? Y esa es solo una de las razones por las que adoro mi trabajo.
Elegí este sector porque buscaba un trabajo estimulante y dinámico, y eso es lo que más me gusta: la posibilidad de enfrentarme a nuevos retos cada día, poder contar con un equipo fantástico. Estoy muy orgullosa de haber contribuido a crearlo y hacer que crezca.

De hecho, desde que empecé a trabajar en el almacén de moda de Londres como operaria de almacén en 2017, he estado en un camino de crecimiento constante: hoy soy supervisora de Pick & Pack, un área crucial para nuestro negocio, y dirijo un equipo de 11 personas. Esto, y la confianza depositada en mí, me han ayudado a crecer no solo profesionalmente, sino también personalmente.

Mi trabajo requiere aptitudes de planificación y organización, pero no solo eso: soy la interfaz entre el almacén, el cliente y la dirección de la empresa en el proceso de planificación y ejecución de nuevos proyectos, como la entrada de un nuevo cliente con nuevos procedimientos operativos o proyectos de eficiencia.
En el desempeño de mis actividades cotidianas, también se requiere que tenga excelentes aptitudes para la resolución de problemas y la gestión del tiempo, así como la capacidad de tratar e interactuar con los clientes.

Pero no todo es sencillo: el trabajo en la industria de la moda es extremadamente dinámico y está guiado por una gran volatilidad de la demanda.
Mi capacidad y la de mi equipo es precisamente la de poder responder a estos picos de volumen de la mejor manera posible, y así poder garantizar al cliente el nivel de servicio requerido. Este es quizás el aspecto más desafiante de mi trabajo: administrar el tiempo y las prioridades correctamente.

Si me preguntan si alguna vez pensé en trabajar en este sector, solo puedo responder que me acerqué a la logística por casualidad, después de obtener un título en Comercio Exterior (Bacharel em Administração de Empresas com ênfase em Comercio Exterior), y en aquellos días probablemente nunca imaginé convertirme en Directora de Operaciones para un operador logístico internacional.

Todo comenzó por casualidad con el primer trabajo en una empresa de importación/exportación: en ese momento no sabía nada de comercio, logística y transporte. A partir de ahí empecé una carrera en el sector hasta el año 2006, cuando me uní al Grupo Arcese. Empecé como Supervisora de Operaciones en la oficina de Belo Horizonte; en 2011 me transfirieron a Sao Paulo, donde obtuve el ascenso a Responsable de Operaciones para Brasil, con responsabilidad sobre 6 sucursales y 86 personas en total. Luego, en 2017, Ventana Serra decidió ampliar su cartera de servicios para garantizar a los clientes un servicio de 360° en América del Sur y, por lo tanto, también se me dio la responsabilidad del departamento de operaciones de transporte de mercancías por carretera. Esto representaba un desafío personal, pero también corporativo: para mí, porque me encontré dirigiendo un negocio del que sabía menos, y también para la empresa, porque era un negocio nuevo con nuevos procesos, nuevas operaciones y demandas. Hoy puedo decir con satisfacción que hemos sido capaces de transmitir la experiencia y la eficiencia del sector marítimo y aéreo al sector de la carretera también.

Lo que más me gusta de mi trabajo es la posibilidad de enfrentarme a nuevos retos cada día, y tratar con clientes y proveedores para encontrar siempre la mejor solución para ambos. No siempre es fácil, porque estos «actores» son diferentes según el país, el idioma, la zona horaria y la normativa, por lo que mi trabajo consiste en intentar estandarizar al máximo, y trabajar en sinergia con todos los socios de la cadena de suministro y, en particular, con mi equipo, al que apoyo y motivo para intentar sacar lo mejor de ellos.

Claudia Almeida

Claudia Almeida

Operations Director

Chiara Peluso

IT Logistics Business Partner

¿Es la logística un sector solo para hombres? ¡Nada podría estar más mal, y una mujer apasionada por la logística lo dice! Al principio, inmediatamente después de graduarme, comencé a trabajar en el sector del transporte. Al llegar a Arcese, hace aproximadamente 3 años, fue casi un «amor a primera vista» y aquí entendí que la logística es lo que realmente quiero hacer y me gusta.

¡Quizás porque es un sector dinámico y en constante evolución y las emergencias siempre están a la vuelta de la esquina! Se espera que sea posible gestionarlos con rapidez y capacidad para resolver problemas. En resumen, nunca te aburres.

Al cubrir el rol de IT Logistics Business Partner, tengo la oportunidad de tratar con negocios muy diferentes: son la interfaz entre TI y las operaciones de la Business unit Contract Logistics de Arcese, mi trabajo es satisfacer las necesidades de cada negocio en términos de adaptación sistema a procesos operativos (y viceversa), traducirlos a BR (Requisitos del Negocio) y ocuparse de la planificación de todas las actividades, tratando de completarlas dentro de los plazos deseados.

¿Un ejemplo práctico? Actualmente estoy trabajando para adaptar nuestro sistema de gestión, hasta ahora nunca utilizado para el sector de la moda, a las necesidades requeridas por el sector de la moda, con el objetivo de optimizar el movimiento de mercancías en el almacén y así brindar un mejor servicio a nuestros clientes.
En general, nunca hay algunos desafíos en esta área y el compromiso y la dedicación requeridos son considerables; La actividad en la que encuentro la mayor satisfacción es la de capacitar a los colegas de Operaciones que son el corazón de las actividades logísticas y es el momento en que puedo tocar el resultado de mi trabajo.

volver al blog